En la última semana, el presidente de ADIF, empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, ha puesto de manifiesto su escasa voluntad en la finalización de determinadas infraestructuras en la Provincia de León incumpliendo sus compromisos. ¿Cómo valora la Junta de Castilla y León estos incumplimientos?

De ésta forma comienza la pregunta que formulará el Procurador leonesista, Luis Mariano Santos Reyero, al Consejero de Fomento en la primera sesión de control al ejecutivo autonómico que se celebrará mañana en el Pleno de las Cortes.

Tres noticias se han visualizado esta semana que ponen en riesgo ese mundo tan ideal del que siempre se ha hablado con la llegada del Ave a León. Problemas que se refieren a 3 incumplimientos palmarios y palpables que definen la importancia y el interés que el Ministerio de Fomento, y por tanto el PP, tienen con León.

El primero, el Centro de Control del AVE en León, para el que se construyó un edificio valorado en más de 12, 7 millones de € y que estaba destinado a mantener y potenciar una situación estratégica geográficamente hablando. Eso sí, el avance tecnológico que es una excusa para no desarrollar en León no lo es para  Zaragoza, Albacete o Antequera, que si van a contar con centro de Control de AVE. En éste aspecto el Procurador de UPL acusará a Herrera y a Silván de ser los responsables por haber permitido los continuos desprecios del presidente de ADIF hacia León.

La segunda cuestión hace referencia a la Integración de FEVE. El Ministerio de Fomento del PP, ha conseguido no sólo no desarrollar muchas de las infraestructuras relacionadas con el AVE, sino que ha finiquitado la viabilidad de la vía estrecha en León. Ya lo decía el señor Herrera: “El trabajo para los leoneses lo ha realizado esta mañana el sr alcalde”, “El alcalde de León me trasmite que se ha desbloqueado”. Éstas son frases del diario de sesiones. Hoy, como hace 6 meses, antes también de unas elecciones generales, vuelven a prometerlo.

El tercer problema al que se referirá Luis Mariano Santos será la el de la Variante de Pajares, que debería unir la alta velocidad entre Asturias y León. Esa  obra que se encuentra en vía muerta, una obra más, paralizada y cuyos problemas técnicos sólo pueden darse en una gestión como la del presidente de ADIF. Un hombre  sensible con el avance de las tecnologías, que le sirve como excusa para desarrollar proyectos generadores de empleo en León, pero que no debió serlo tanto al plantear las soluciones técnicas y tecnológicas para que el desarrollo de la misma no sea el “hazmerreir” de toda España y de Toda Europa.

Anuncios