En la tarde de ayer, en la sesión de control al gobierno autonómico, el procurador de UPL, Luis Mariano Santos Reyero, ha acusado a la Consejería de Cultura de eludir su responsabilidad respecto al yacimiento arqueológico de Lancia.

El pasado 15 de mayo, el procurador leonesista hizo entrega a la Consejera de Cultura y Turismo de un documento en el que PROMONUMENTA hacía un llamamiento de urgencia, a la Junta, a favor de la protección del yacimiento arqueológico de Lancia debido al avance de las obras de la Autovía León-Valladolid (A-60). Cuatro meses más tarde hemos podido comprobar cómo la falta de vigilancia por parte de la Junta de Castilla y León ha conseguido que se hayan perdido la mayoría de los vestigios romanos que habían sido preservados durante los últimos cuatro años.

Lo que iba a ser un viaducto de 700 metros que salvaría el yacimiento se ha convertido en tres viaductos de entre 80 y 100 metros cada uno, apoyados sobre pilastras, que han dejado las estructuras del yacimiento destruidas por las excavaciones para las cimentaciones de las pilastras y muros de contención.

“Hemos asistido a un total desprecio en la conservación del yacimiento con la ejecución sin ningún control. Hasta ahora lo único que ustedes han hecho ha sido escabullirse, de forma cobarde, y eludir su responsabilidad, haciendo descansar esta barbarie en la competencia del Ministerio de Fomento y su equipo. “

Santos puso de manifiesto un Acuerdo de la Comisión de Patrimonio Cultural de Castilla y León, de 7 de junio de 2016, con la autorización del proyecto modificado y con la prescripción de preservar los restos que ni el Ministerio de Fomento ha respetado, ni ustedes han vigilado; y un Acuerdo de la Comisión Territorial de Patrimonio de León, de 2 de febrero de 2017, que dice que los trabajos se harán con la supervisión del Arqueólogo del Servicio Territorial de Cultura de León. “Esto demuestra la poca implicación de la administración autonómica. De estos acuerdos se deduce que desde su consejería no se ha realizado ningún control, por lo que ustedes son tan culpables como el Ministerio de Fomento. Probablemente se puede hacer menos, pero seguramente no se puede hacer peor.”

Anuncios